Cultura Griega
   Historia de Grecia
   Arte griego
   Columnas griegas
 Cultura Maya
   Tribus Mayas
   Región Ixil
 Cultura India
   Arte India
   Taj Mahal
 Cultura Egipcia
   Arte Egipcio
   Dioses Egipcios
   Jeroglíficos Egipcios
   Pirámides Egipcias
   Sociedad Egipcia
 Cultura Azteca
   Arte Azteca
   Calendario Azteca
   Religión Azteca
 Cultura Inca
   Sociedad Inca
   Arte Inca
   Machu Picchu
 Cultura China
   La Gran Muralla China
   La Gran Muralla China 2
   Pintura china
 Cultura Romana
   Arte Romano
   Arquitectura Romana
 Cultura Africana
   Arte Africano
 Cultura musical    Instrumentos música pop
 Personajes famosos    Inventos de Da Vinci


Historia de los jeroglíficos egipcios

Historia de los jeroglíficos egipcios

Descubre la historia de los jeroglíficos egipcios en este interesante artículo que nuestros mejores expertos han preparado. Datos interesantes e información relevante para comprender la historia de los jeroglíficos egipcios.

La historia de los jeroglíficos egipcios

Los estudios e investigaciones realizados al respecto apuntan al 3300 a.C. como la época en el que se empezó a usar la escritura con jeroglíficos. Se considera que esta fue la misma época en la que también apareció la escritura cuneiforme en lo que entonces se conocía como Mesopotapia.

Este tipo de escritura se utilizó durante alrededor de 3600 años ya que las últimas inscripciones de las que se tiene detalle datan de 394 y están ubicadas en el tempo de File. Este sistema de escritura fue, desde sus inicios durante la época del conocido como Imperio Antiguo la manera utilizada para escribir y comunicarse de forma escrita.

 Este sistema se basan en distintos signos variados e ideogramas combinados con signos simples, otros signos dobles, signos triples y hasta signos con cuatro e incluso con más de cuatro consonantes usados también con los denominados determinantes, que no eran otra cosa que signos totalmente mudos que únicamente sirven para ubicar una palabra en una familia conceptual.

Con la denominada dinastía XVIII los escribas de la época empezaron además a utilizar también diferentes signos de consonantes dobles y en sílabas para poder transcribir nombres simíticos o con este tipo de origen pero la escritura de este tipo únicamente su uso en este ámbito.

Los jeroglíficos del alfabeto egipcio siempre han sido figurativos. Es decir, se trata de un tipo de escritura que representaba siempre cosas tangibles y que normalmente eran sencillos de reconocer hasta para la gente que no conocía el significado de los jeroglíficos. Esto es así porque para elaborar este tipo de escritura los egipcios se basaron precisamente en su entorno eligiendo objetos totalmente cotidianos: plantas, animales, lugares, diferentes partes del cuerpo humano, etc.

Los símbolos del alfabeto egipcio

En el Antiguo Imperio, en el Medio Imperio y en el Nuevo Imperio se cree que había más de 700 símbolos o jeroglíficos distintos mientras durante la época de los griegos y los romanos éstos aumentaron hasta los 6000.

Además, este tipo de escritura siempre se grababa o en piedra o en madera aunque cabe reseñar que en algunos casos, como en la denominada escritura demótica o escritura hierática los jeroglíficos se realizaban encima de papiros, de ostraca o de otros soportes menos duraderos que no han llegado hasta nuestros días.

Los jeroglíficos que eran grabados eran los más utilizados en diferentes tipos de ofrendas, ubicados en los frescos funerarios, realizados en todo tipo de textos religiosos o usados en inscripciones más oficiales. Es decir, este tipo de jeroglíficos se usaban sobre todo en diferentes lugares en que las palabras adquirían mucho valor estético e incluso mágico.

En cambio la escritura jeroglífica conocida como hierática era una escritura mucho más sencilla, con grafías básicas y era la utilizada en los documentos privados e incluso administrativos. Este tipo de escritura se realizaba sobre todo en papiro o en ostra y en ocasiones se incluían diferentes fragmentos cerámicos o se usaban hasta tablillas de madera.

De la escritura hierática al copto

Pueden diferenciarse también los jeroglíficos conocidos como lineales, que eran aquellos que se ubicaban encima de los sarcófagos que normalmente eran de madera y también en los denominados "Libros de los Muertos" que se usaban en esta cultura. Este tipo de jeroglíficos tienen trazos menos precisos que los de los grabados, aunque siguen simulando diferentes figuras como los grabados.

Asimismo, desde la época conocida como saíta en adelante (es decir, a partir de la dinastía XXVI) la escritura hierático fue casi totalmente sustituida por la demótica. Esta última es una escritura mucho más simplificada, casi al extremo. Se trató de una escritura que se usó únicamente para tareas administrativas y para documentos de la vida diaria y es por ello que se le calificó como escritura "popular".

En estos tiempos la denominada escritura hierática se usará para escribir todo tipo de textos sacerdotales y religiosos junto con la jeroglífica, con lo que en muchos casos se denominará escritura "sacerdotal". Más adelante el griego se empezará a imponer como lengua para la administración y la escritura demótica perderá todo el valor a nivel legal que había adquirido hasta ese momento.

Por último encontramos el copto, que fue el último estado tanto de la escritura como de la lengua egipcia. Este tipo de escritura todavía se utiliza a día de hoy aunque únicamente es una lengua litúrgica. Este tipo de escritura se escribe usando el alfabeto griego pero añadiendo también diferentes caracteres demóticos para poder transmitir todo tipo de fonemas que no existen en griego. Además de este tipo de traducción la escritura egipcia no se ha usado en ningún caso más para transmitir ningún tipo de lengua moderna o actual.

Por último, también cabe reseñar que para muchos investigadores los jeroglíficos son el verdadero origen del alfabeto de los fenicios, del cual más tarde derivaría el hebreo, griego y arameo, del cual derivaría el latino, y por tanto nuestra lengua.



Aviso legal